30.11.16

ÚLTIMA REUNIÓN DE LA SEGUNDA CLÍNICA LITERARIA DEL GALPÓN ESTUDIO

Escribo este post antes de que la reunión suceda. La idea de hoy es -casi- solamente comer. Digo casi porque voy a leer mi cuento para la consigna que di, de un porno para ser publicado en revista dominical. Ya lo leyeron todos, falta únicamente el mío.Se me fue un poco más porno de lo pensado, pero me quedó cuentazo. La humildad ante todo: se vislumbra como un hit.
También voy a encender el fuego y poner carne a la parrilla.  Compré ojo de bife y cerdo para hacer sanguchitos. Todos traerán pan, vinos, cervezas, Cocas, ensaladas, entradas. Vendrá una de las cocineras, aunque invité a las tres: Lober, Kiako y Sanjurjo. La arquitecta mandó, de todas formas, su bienvenido postre de maracuyá. Mañana y pasado subiré fotos de la reunión que se apunta con un final de gran felicidad.
La verdad es que en el primer módulo la pasé bien, pero en este segundo módulo la pasé muy bien. La clínica va mejorando.
El año que viene, para marzo, largamos el módulo tres.
Fiesta.

24.11.16

DÉCIMO PRIMERA REUNIÓN DE LA CLÍNICA LITERARIA / SEGUNDO MÓDULO

Hoy no leí la obra maestra. Lo hizo su propio autor, aunque esté muerto. Hoy, en la Clínica Literaria del Galpón Estudio leyó el Gran Julio Cortázar: "Conducta en los velorios". Todo mientras comíamos los profiteroles salados de mousse de palmitos que nos trajo Laura Lober, chef de la casa, y dueña de Murakami Sushi y de Las Cronenberg -.cocina móvil. Rellenos de salmón ahumado. Brindamos con champán Alma 4 Pinot Rosé. Delicias, delicias, delicias.
Por otro lado la de hoy fue la última clase con correcciones y lecturas de los participantes. Hubo que hacer una carrera contra el tiempo para que entraran todos los que mandaron obra: Ivana, Vanina, Fernando, Fabián, Pablo y Mariano. Un espacio apretado, terminamos más bien tarde.
Leí un poema erótico rural de Bizzio, "Buenas, Gambarotta", que prácticamente es un cuento, un par de tracks del libro "31 canciones" de Nick Hornby, "Amalia" de Felisberto Hernández (de "Los libros sin tapas") y el cuento "Marilyn" del joven autor Tomás Schuliaquer, que es uno de los ganadores del concurso organizado por Elsa Drucaroff, Laura Destéfanis y Azucena Galletini para el seminario de grado de Letras de la UBA: "Teoría y práctica de la producción de ficciones". Tuve un triple honor en ese seminario: el de participar como disertante, el de escribir la contratapa del libro de los premiados que sacó la Editorial Birna de mi amigo Pablo Redivo y el de presentar el libro en el Aula 250 de la Facultad. Por si lo quieren comprar (tiene cuentos muy buenos), el libro se titula "A dos puntas. Narraciones al Filo".
La próxima clase es la última. Asadito y ensaladas y mi cuento porno soft, a ver si cumplí con la consigna o me hice el oso. Besos.